Los beneficios de ser bilingüe

 

 

Más oportunidades y mejores puestos de trabajo; posibilidad de viajar y conocer más; independencia al enfrentar situaciones cotidianas en distintos países, y ¿qué otros beneficios ofrece ser bilingüe?

 

La realidad es que ser bilingüe, no solamente amplía la capacidad de encontrar trabajo en distintos campos a nivel nacional e internacional, sino que también facilita la comunicación y el intercambio con los compañeros dentro del área de trabajo.

Ser bilingüe también garantiza la posibilidad de tener acceso a culturas diferentes y a sus historias y costumbres, y nos brinda la capacidad de realmente entenderlas; y lo mismo sucederá con la propia lengua materna. Diferentes estudios demuestran cómo el estudio de una segunda lengua influye la comprensión y el mayor desarrollo de la lengua materna en ambos niños y adultos.

 

Sorprendentemente, ser bilingüe no solamente es un pluspara nuestras facetas sociocultural y laboral, sino que también trae beneficios a nuestra salud y desarrollo cognitivo.

 

La Universidad de Edimburgo, en Escocia, publicó, en el año 2014, un estudio que señala que aprender un segundo (o tercer o cuarto) idioma puede tener un efecto sumamente positivo en el cerebro, incluso en la adultez.

Los investigadores descubrieron que habilidades cognitivas como la lectura, la afluencia verbal y la inteligencia se veían notoriamente mejoradas en una población que comprendió a 262 individuos en edades que iban desde los 11 hasta los setenta años.

Con base en estudios previos que sugerían que la demencia senil podía retrasarse por muchos años, los científicos incorporaron el planteamiento al estudio, y obtuvieron una respuesta positiva que reforzó esta teoría.

En un estudio realizado por el Dr. Thomas Bak, del Centro de Envejecimiento y Epidemiología Cognitiva de la Universidad de Edimburgo, se investigó a 262 individuos nacidos en Edimburgo; todos los participantes tenían la posibilidad de comunicarse en al menos un idioma más aparte del inglés. De ese universo de individuos, 195 aprendieron otro idioma antes de cumplir 18 años y 65 después.

Los resultados indicaron que quienes hablaban dos o más lenguas tenían habilidades cognitivas significativamente mejores, comparado con lo que se hubiera esperado de acuerdo a sus habilidades previas. Los efectos eran muy notorios tanto en quienes aprendieron un segundo idioma en la juventud como en quienes lo hicieron ya en la adultez.

Recordemos, entonces, que no hay un tiempo deteminado para empezar, y que los beneficios del aprender una segunda (o tercera) lengua nos acompañarán siempre.

Artículo editado, tomado de Funadación UNAM

Para leer más artículos relacionados, sugerimos: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/03/120329_bilinguismo_protege_demencia_men.shtml